Poste NEOVID

 EL POSTE EOVID ® es el más avanzado del mercado, al llevar instalado de fábrica el mejor sistema de conducción para la vid en espaldera, que evita el duro trabajo de subir y bajar alambres.

Dispone de patente de protección mundial.

El sistema del que está provisto el poste está compuesto de tres piezas: horquilla, abrazadera y fijador, fabricados en varilla curvada de acero, el cual queda totalmente integrado en el poste sin que sobresalga. Por eso, es posible el uso de cualquier maquinaria para las labores del viñedo sin que Neovid interfiera en su funcionamiento. Una vez instalado, los alambres del emparrado quedan enlazados en Neovid de manera que no se mueven en todo el año, recogiendo la vegetación nueva que va creciendo dentro de los alambres paralelos del emparrado, pudiendo así elegir el momento de cerrar el sistema.

¿Quien lo utiliza?

El producto va dirigido principalmente a viticultores y bodegas que buscan mejoras tecnológicas para facilitar las operaciones en el manejo de la viña y obtener mejores rendimientos, especialmente en estos tiempos de alta competitividad en costes y precios.

Objetivos del sistema

El propósito general del sistema Neovid es el de evitar tener que bajar y subir los alambres del emparrado con el fin de introducir los brotes nuevos de la vid dentro de los alambres de la espaldera, reduciendo el duro trabajo que ello implica y evitando la rotura de partes válidas de la planta.

Ventajas:

Posicionamiento de brotes (emparrado) eficaz. La práctica totalidad de los brotes se introducen solos entre los alambres de soporte de la vegetación.

Cierre de los separadores Neovid. El rápido cierre de los separadores Neovid permite llevar a cabo las labores de posicionamiento de brotes en los momentos precisos consiguiendo las siguientes mejoras:

Reducción del riesgo de daños por el viento, especialmente cuando la planta es más sensible, en variedades propensas a ello o en zonas donde éste es más fuerte.

Reducción de mano de obra superior al 80% comparando con los sistemas de sujeción de alambres tradicionales, consiguiendo un rendimiento por trabajador medio de una hora por hectárea.


Mejora en la calidad de la uva. Las horquillas Neovid permiten que la uva se desarrolle en condiciones microclimáticas mejores, desde el punto de vista de iluminación, aireación y humedad ambiental.

Humanización del trabajo. Con este avance desaparece el duro trabajo de subir y bajar los alambres. Con esto reducimos el esfuerzo de las personas en el campo y humanizamos las labores como ya ocurrió en la mecanización de la vendimia.

Aumento de la eficiencia en el manejo con una mejoría evidente en operaciones de cultivo mecanizadas posteriores tales como:

Deshojado: la maquina trabajará sobre un plano más vertical.

Tratamientos fitosanitarios: los separadores Neovid permiten que los productos fitosanitarios lleguen mejor a la zona en la que se desarrolla la uva.

Vendimia: permite una mejor transmisión de la vibración de la máquina, consiguiendo una vendimia más limpia y reduciendo el porcentaje de bayas que habitualmente se queda en la cepa.

Brotes bien erguidos y posicionados dan lugar a pulgares centrados y verticales, con lo que también se reducen al máximo las roturas que podrían ocasionar posteriormente las vendimiadoras mecánicas.
 
 

¿De qué está hecho?

El material con el que se fabrica Neovid es una varilla de acero de alto contenido en carbono, según norma EN 10270, con un recubrimiento especial de Zn+Al. Este recubrimiento es el que aporta al material propiedades especiales frente a roturas y oxidación superiores a cualquier otro tipo. Composición química de la materia prima Norma EN10016-2

El recubrimiento utilizado es siempre Zn+Al en una proporción del 95Zn/5Al, según la norma EN 10270 (tabla 6). Para nuestros diámetros de varilla el recubrimiento mínimo es 100gr/m2.
Este material de alta calidad es conocido popularmente como GALFAN o CRAPAL (marca propiedad de Arcelor Mittal).

® 2015 NEOVID. Todos los derechos reservados.